skip to Main Content
Transformacion Y El Remezon Del Ser Por Cuenta De La Invitacion A Transitar Del Paradigma Tradicional Al Paradigma Emergente

Transformación y el remezón del ser, por cuenta de la invitación a transitar del paradigma tradicional al paradigma emergente

Los cinco más recientes años de mi vida han sido todo un sismo. La decisión de hacer el proceso de vida en el doctorado en educación en la Universidad de La Salle en San José de Costa Rica, ha generado una gran cantidad de situaciones que pueden catalogarse como eso, un sismo, un fuerte remezón en mi existencia. Pero entender esta afirmación no es factible sin el adecuado contexto en relación con los antecedentes de vida del protagonista de esta historia.

Quien escribe es un colombiano de 47 años de edad, durante más de 20 años he tenido trayectorias tanto empresariales como educativas. En lo primero he tenido la fortuna y responsabilidad de ascender desde los niveles  operativos básicos, hasta los niveles directivos de primer nivel en diversas organizaciones empresariales.

En el ámbito educativo he sido profesor y directivo académico universitario como director de programas, decano de facultades, director de planeación y Vicerrector General.

Estas han sido experiencias significativas y valiosas, las cuales me han permitido no solo un crecimiento profesional y personal, sino también hacer un aporte a la sociedad.

Sin embargo, la experiencia de mi vida desde la llegada al doctorado me ha generado preguntas, reflexiones, dudas, en síntesis, una crisis. Lo he comentado en diversos círculos: esta experiencia me ha llevado a sentir que toda la vida había estado  sentado  en   una   sólida   silla   de   cien  patas,  pero

cada nuevo capítulo leído, cada nuevo autor abordado, cada oportunidad de este nuevo aprendizaje es una pata que se le cae a la ya no tan robusta silla. Y el proceso de transformación continua, estoy viviendo como lo enuncia Capra, mi propio punto crucial.

Este abordaje progresivo de vivencias y aprendizajes me ha llevado a vivir en “carne propia” la evolución de la transformación del pensamiento, y de las acciones, desde el paradigma tradicional en el cual fui formado, para ahora recrearlas de manera holística en el paradigma emergente. Esto me ubica en torno a los temas que me apasionan, la educación, la formación de los administradores y también en la gestión organizacional, lugares comunes en los cuales estoy seguro deben darse grandes transformaciones, caminos que tengo claros. Sin embargo también me acompaña la incertidumbre de no tener seguridad si esas transformaciones se puedan lograr, y más retador aun, el descubrir cómo hacerlo.

A esta altura del camino, escribiendo las líneas de este documento, e inmerso en la ruptura epistemológica, percibo una mayor claridad en tales misiones y puedo afirmar que ello se ha dado en virtud del proceso personal de transformación. He constatado en mi propia realidad que se puede migrar del paradigma newtoniano, cartesiano, lineal, fragmentario, simplista y limitado, hacia el paradigma de la complejidad, holístico e integral. Y también he encontrado caminos para lograrlo.

Este espacio tiene esa intencionalidad, ser un medio de socialización de mis posturas frente a la realidad en aquellos temas que me inquietan: la gestión organizacional, la educación, la formación en administración, pero por sobre todo la realidad humana en la sociedad actual, la manera como los seres humanos nos relacionamos, la forma como pensamos, sentimos y actuamos en contextos organizacionales y por supuesto nuestras crisis humanas, las cuales en mi visión particular no son otra cosa que oportunidades. Este es y será un espacio de transformación.

Mi propósito fundamental de vida ahora es aportar a construir una propuesta para al cambio, que los seres humanos apropiemos conciencia frente al cuidado como esencia transformadora en la vida personal, en las relaciones con las demás personas, en la gestión en las organizaciones, y en la relación organizaciones y entorno,todo ello, como una alternativa de solución a los graves problemas actuales del sistema de la vida y que aporte a la humanidad en su búsqueda de la felicidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *